TESTIMONIOS

Kristina & Pedro

Con Leiko a nuestro lado, mi esposo y yo tuvimos el apoyo que necesitábamos durante el labor de parto y una guía para sugerirnos qué hacer y cómo. Ella abogó por nuestros deseos en la clínica durante todo el proceso, algo que no tiene precio, porque en vez de tener que usar nuestra energía negociando las condiciones que queríamos, pudimos concentrarnos juntos en el parto.

Silvi & Jesús

Gracias por enseñarme en aquel momento del baño que “yo podia hacerlo” que todavia tenia fuerzas y que lo estaba haciendo bien. Gracias por tratarnos con tanta delicadeza y amor, por esa tranquilidad en vuestras miradas que siempre encontraba en momentos de agotamiento máximo...

Ninette & Ezequiel

Cuando comencé las clases sentía mucho miedo de lo que me tocaría en el parto y enfrentar todo el embarazo, y con cada clase salía con mas información y cosas para investigar que me fueron dando la seguridad que hoy siento para enfrentar este nacimiento tanto del bebe como el nuestro como padres.

Ingard & David

Gracias Leiko, por ser un ángel de paz, por compartir tus conocimientos con nosotras y hacernos saber que estamos diseñadas para parir !!!

Antonina y Manuel

Lo que más me gustó en Leiko es su actitud paciente ante la toma de decisiones de pareja. En la primera lección ella nos dijo: “yo estoy aquí para pasarles toda la información que tengo, compartir con ustedes mi experiencia y mis conocimientos, pero las decocciones las tomarán ustedes”

Anny & Octavio

Es hermoso todo lo que vivimos gracias a todo ese seguimiento de Leiko, los ejercicios de respiración, los ejercicios físicos, los diálogos, las lecturas, los videos y esas video llamadas orientadoras. Todo todo todo ayudó. Estaba toda hermosa, relajada y mi bebé tenía mucha paz.

Lourdes & Alfonso

Las informaciones y la forma en la que Leiko explica los temas nos han mostrado cosas que no sabíamos. Nos ha hecho sentir seguros para tomar decisiones y tener una buena comunicación con nuestro médico, y esperar sin miedo la llegada de nuestro bebé.

Gabriela & Edward

Mi experiencia con Leiko fue maravillosa. Como doula jugó un papel fundamental en el transcurso de mi embarazo que desencadenó en el parto que desde mi corazón siempre quise, una labor en casa con ella y mi familia y finalmente en la clínica tener un parto natural sin ningún tipo de intervención, y así fue.

Kristina y Pedro

 

Siempre supe que podía parir normal y natural como mi madre, mi hermana, mis abuelas, mis bisabuelas y la gran mayoría de las mujeres a través de la historia, a menos que lo poco probable pasara y se presentara alguna situación ameritando una cesárea. Sin embargo, sabiendo que el índice más alto de cesárea a nivel mundial se encuentra en R.D., me preocupaba poder encontrar una obstetra proponente del parto normal y cuando salí embarazada, empecé a preocuparme sobre la experiencia de parto en la clínica: ¿me permitirían hacer el labor de parto según mis deseos? ¿Permitirían que mi esposo me acompañara durante la labor de parto y el parto? Y cuando naciera mi bebé, ¿respetarían mi deseo de no darle formula?
⠀⠀
La respuesta a mis preocupaciones fue Leiko. Mi esposo no sabía sobre las doulas, pero yo tenía conocimiento previo y esperaba encontrar una que pudiese prepararnos para el parto, acompañarnos en el proceso y, sobre todo, abogar por nuestros deseos y derechos en la clínica. Leiko superó todo lo que mi esposo y yo esperamos. Cuando la contacté por primera vez, tuvimos una reunión para conocernos y para que ella me explicara más sobre sus servicios. Al final de la reunión sabía que había conocido a mi doula. Hablando con ella, fue evidente que el trabajo de doula le apasiona y que lo hace con el más alto estándar de calidad, utilizando información actualizada y basada en evidencias. Además, ella me transmitió confianza: confianza en mí y la habilidad innata de mi cuerpo para parir, y confianza en sus habilidades, conocimientos y en su compromiso de velar por los derechos de sus clientes.
⠀⠀
Con Leiko a nuestro lado, mi esposo y yo tuvimos el apoyo que necesitábamos durante el labor de parto y una guía para sugerirnos qué hacer y cómo. Ella abogó por nuestros deseos en la clínica durante todo el proceso, algo que no tiene precio, porque en vez de tener que usar nuestra energía negociando las condiciones que queríamos, pudimos concentrarnos juntos en el parto. Le agradecemos eternamente por ser parte de la llegada de Kristofer y todo lo que hizo para que fuera un nacimiento sano y feliz.

Ingard y David

 

Mi embarazo, fue complicado desde el inicio, tenía 5 miomas y una pelvis “muy estrecha” , todo apuntada a una cesárea. En la semana 39 del embarazo mi doctor me indica una sonografia donde ve que mis miomas están del mismo tamaño que semanas antes y no obstaculizaban el canal de parto, y me anima a que tratemos un parto vaginal y le dije que si, pero con más miedo que vergüenza. Estaba llena de dudas y muy nerviosa, pues no había tomado clases prenatales y no tenía idea de cómo parir…

Y llegó a mi Leiko! con un aura que nos trasmitió seguridad desde que entró por la puerta.

Teníamos el tiempo encima, pero me dedicó una tarde y practicamos ejercicios prenatales y me llenó de conocimientos, me dio la tranquilidad que necesitaba, me empoderó para saber que yo estaba hecha para eso, para parir!!!

Y así fue tuve a mi hijo por parto vaginal a las 41 semanas, de 8.2 libras, con una circular y 5 miomas!!!

Gracias Leiko, por ser un ángel de paz, por compartir tus conocimientos con nosotras y hacernos saber que estamos diseñadas para parir !!!

Lourdes y Alfonso

 

Haber tomado las clases prenatales ha sido una experiencia gratificante y empoderadora para nosotros. Como futuros padres primerizos nos ha ayudado a despejar dudas y disfrutar a plenitud de cada etapa del embarazo.

Las informaciones y la forma en la que Leiko explica los temas nos han mostrado cosas que no sabíamos. Nos ha hecho sentir seguros para tomar decisiones y tener una buena comunicación con nuestro médico, y esperar sin miedo la llegada de nuestro bebé.

Silvi y Jesús

Poder preparar el nacimiento de nuestro hijo Amalur, ha sido el proceso mas emocionante de nuestras vidas. Siempre supimos que lo ibamos a tener en nuestra casa y todo se dispuso para ello. Desde el primer contacto sentimos que estabamos con un equipo de mujeres que aman su labor, la labor mas importante en el mundo, ayudar, apoyar y acompañar a nacer con amor, respeto y sin prisas.

Tranquilidad, mucha tranquilidad de saber que tres grandiosas mujeres iban a estar compartiendo este momento unico y maravilloso, preparadas profesional y humanamente. Como mujer y ahora mamá, me reafirmo en la importancia que tiene “la manera de nacer” para la vida de uno mismo y para el mundo, entre mujeres nos entendemos y durante el proceso las miradas eran nuestro dialogo de entendimiento para conectarnos con el proceso de recibir a Amalur, ésto no solo nos hizo sentir en cada momento la paz que necesitamos las mujeres, sino que la experiencia para mis papas de ver nacer a su primer nieto y sentir el olor a vida que se respiraba en toda la casa fue un regalo sanador para ellos tambien.

Les agradecemos infinitamente su grandiosa capacidad amorosa de transformar el mundo con nacimientos humanizados, con infinito respeto por el propio proceso ritmico de nacer y por ser tres grandiosas mujeres llenas de sabiduria humana. Gracias por enseñarme en aquel momento del baño que “yo podia hacerlo” que todavia tenia fuerzas y que lo estaba haciendo bien. Gracias por tratarnos con tanta delicadeza y amor, por esa tranquilidad en vuestras miradas que siempre encontraba en momentos de agotamiento máximo, gracias porque Amalur podrá ver de aquí a un tiempo el momento maravilloso en que nos vimos por primera vez, y conocerá la importancia que tenemos las mujeres en este mundo.

Grandiosas mujeres volveré a repetir con ustedes.
Sentiros orgullosas de vuestra labor para el mundo porque es realmente maravillosa. Os amamos desde montecristi.

AMALUR 7 de marzo de 2018 19:37 h Montecristi

Antonina y Manuel

 

Cada mujer primeriza se pregunta ¿cómo va a ser el embarazo? ¿cómo será el parto? ¿qué incluye el proceso?… y en la mayoría de los casos nosotras ni siquiera lo sabemos.

Yo he escuchado varias veces sobre las doulas, pero no tenía ni idea de quiénes son esas personas. Empecé a buscar y encontré información, luego tuve curiosidad si aquí en República Dominicana viven doulas. Por suerte encontré varias personas, pero me gustó una: su nombre es Leiko Hidaka.

Mi esposo y yo tomamos clases prenatales con ella. Hicimos un programa educativo para parejas y ambos descubrimos mucha información sobre el parto, tipos de parto, nuestros derechos, información médica, cómo es el parto con la presencia del compañero y cómo él puede ser una figura de apoyo, etc. ¡interesante! Mucha información que lamentablemente gran mayoría de doctores no explican…

En este país el 90% de los nacimientos en las clínicas privadas ocurre por cesárea. Los doctores encuentran mil razones por las que deberías hacerlo pero que en la realidad no son verdaderas (no incluyo aquí los casos cuando es la única opción y si hay riesgos). Los doctores ganan bastante dinero con eso y en estos momentos las vidas, los derechos y deseos de las mujeres pasan a un segundo plano o ni lo tienen en cuenta…

Si fuera por mi yo mandaría a todas las parejas (futuros padres) a tomar clases prenatales (tal vez hasta cambiarías tu opinión sobre cómo te gustaría que ocurra tu parto).

Lo que más me gustó en Leiko es su actitud paciente ante la toma de decisiones de pareja. En la primera lección ella nos dijo: “yo estoy aquí para pasarles toda la información que tengo, compartir con ustedes mi experiencia y mis conocimientos, pero las decisiones las tomarán ustedes”.

Gabriela y Edward

 

Mi experiencia con Leiko fue maravillosa. Como doula jugó un papel fundamental en el transcurso de mi embarazo que desencadenó en el parto que desde mi corazón siempre quise, una labor en casa con ella y mi familia y finalmente en la clínica tener un parto natural sin ningún tipo de intervención, y así fue. Ella me dio toda la información, apoyo y fuerzas que necesite en esos meses, tomando en cuenta que tuve un parto natural en todo el sentido de la palabra después de una cesárea de menos de dos años, con el 98% del que lo sabía en contra y diciendo que no podía hacerlo.

Mi instinto de mujer me decía que sí pero yo no sabía explicarlo y ella me ayudó en eso. Aún cuando estuve a punto de tirar la toalla y con fecha de cesárea ella me mandó la información justa para esa situación, el bebé aún no encajaba con 39 semanas. Cuando ella me mandó el por qué, tomé fuerzas para seguir esperando. Y efectivamente, sí podía esperar mi momento y el momento de mi bebé.

Me sentí respetada, apoyada, siento que respeté a mi bebé y eso siempre lo tendré en el lugar más importante de mi corazón. Tuve el parto humanamente humanizado que siempre soñé!!!!!

Ninette y Ezequiel

 

Quedamos muy agradecidos y felices de las clases prenatales con Leiko. Nos gusto el nivel personalizado con las parejas que estuvimos, y el ambiente relajado permitiendo las horas fluir con entusiasmo.

Sus presentaciones son completas y de facil entendimiento, con mucha información para comprender paso por paso por lo que estamos pasando durante el embarazo y/o pasaremos a la hora del parto.

Cuando comencé las clases sentía mucho miedo de lo que me tocaría en el parto y enfrentar todo el embarazo, y con cada clase salía con mas información y cosas para investigar que me fueron dando la seguridad que hoy siento para enfrentar este nacimiento tanto del bebe como el nuestro como padres.

Las clases pre-parto/pre-natales son una herramienta muy útil, para solventar dudas, ofrecer información y sobretodo para anticipar a los padres (nosotros) lo que irá sucediendo tanto a la hora de parir como durante el embarazo. Las super recomiendo!

Anny y Octavio

 

Somos la familia Peña Jaquez, papá Octavio, mamá Anny y la pequeña Patria Lilith.

Habíamos escuchado y leído sobre las Doulas pero en nuestros imaginarios eso no era una cuestión que se diera mucho en RD, hasta que un día en un evento me quedé super sorprendida porque tenía una Doula frente a mi. Siii esa Doula fue Leiko! qué emoción por los saberes compartidos por ella en ese espacio!

Justo 2 meses después me entero que estoy embarazada y necesitaba poder confiar en un ser que vea el embarazo desde lo natural, desde ese proceso orgánico de respuesta del cuerpo que solo debe ser guiado. Le escribí a Leiko y le pedí me diera acompañamiento. Sí, porque una doula se convierte en tu hermana, guía, cuidadora, orientadora…

 

Es hermoso todo lo que vivimos gracias a todo ese seguimiento de Leiko, los ejercicios de respiración, los ejercicios físicos, los diálogos, las lecturas, los videos y esas video llamadas orientadoras. Todo todo todo ayudó. Estaba toda hermosa, relajada y mi bebé tenía mucha paz.

 

No habría sido tan hermoso ese proceso sin tu apoyo mi adorada Leiko. Te agradecemos eternamente tu trabajo, dedicación y esfuerzo… La mejor doula !!!

 
 
 
 
 
 
 
 

©2019 by Leiko Hidaka with Wix.com