©2019 by Leiko Hidaka with Wix.com

SERVICIOS DE

DOULA DE PARTO

¿Qué es una doula de parto?

Hoy en día, el término “doula” se refiere a una persona entrenada y con experiencia en la provisión de apoyo físico y emocional a madres durante el embarazo, la labor de parto y el nacimiento, además de brindar información relevante para que la madre/pareja pueda explorar las distintas opciones y así tomar decisiones informadas y responsables que satisfagan sus deseos respecto al nacimiento de su bebé.

La doula no es una profesional de la medicina, no es obstetra, no es partera ni es enfermera. La doula, cuando esté prestando sus servicios como tal, no debe realizar tareas médicas como diagnosticar condiciones, ofrecer segundas opiniones sobre temas médicos, dar consejos médicos, sugerir medicamentos, monitorear los latidos fetales, o exámenes vaginales. Para una doula certificada la realización de cualquiera de estas acciones podría conllevar a la pérdida de su certificación.

La doula tampoco reemplaza ni desplaza a la pareja, a la abuela o a cualquier otra persona que la madre elija tener presente durante su labor de parto y nacimiento. Por el contrario, la doula los orientará y apoyará para que puedan proveerle a la madre el tipo de apoyo que ella desea de ellos, y puedan integrarse de manera armoniosa.

Durante el embarazo la doula ayuda a la madre a obtener información y prepararse física y emocionalmente para tener una experiencia de parto positiva acorde con sus preferencias personales.

El día del nacimiento la doula se presenta a la casa o clínica tan pronto la madre lo solicite. En la labor de parto y el nacimiento, la doula brinda apoyo emocional y físico, sugiriendo medidas y técnicas para que la madre esté más cómoda, aliviar molestias, reducir ansiedades y mantener un ambiente propicio para que la experiencia transcurra como la madre lo desea.

Tras el parto, la doula brindará orientaciones respecto a los cuidados de la madre en el puerperio, los cuidados básicos del recién nacido y la lactancia materna, ayudando en el inicio de ésta.

¿Cómo puede ayudarte una doula de parto?

1. Brindando información basada en evidencia y contextualizada en el modelo de atención nacional, para que la madre y su pareja puedan conocer sus opciones y tomar las mejores decisiones basados en sus preferencias.

2. Explicando el proceso fisiológico del embarazo y parto así como medidas y técnicas de confort para que la madre/pareja  vivan el proceso sin temor, sintiéndose seguros y preparados para manejarlo.

3. Informando sobre las posibles complicaciones e intervenciones médicas, sus ventajas y riesgos, para que en caso de ser necesarias la madre/pareja puedan tomar decisiones oportunas e informadas.

4. Facilitando la comunicación entre madre/pareja y su médico, al orientar a la madre para que converse con su obstetra respecto a temas relevantes en base a las inquietudes y deseos que la madre exprese.

5. Proveyendo apoyo físico y emocional durante la labor de parto a través de la aplicación de las técnicas y medidas de confort que la madre elija, ocupándose de los aspectos necesarios para que la madre se sienta cómoda y tranquila, y dando aliento a lo largo del progreso de la labor de parto y nacimiento.

¿Cuáles son los beneficios de trabajar con una doula de parto?

El principal objetivo de la doula es velar por que la madre tenga una experiencia positiva y satisfactoria del parto, lo cual es una amplia cadena que inicia con la percepción de la madre sobre sí misma y su capacidad de traer al mundo a su bebé de manera segura, confiada y sin temores, su libertad para tomar decisiones acordes con sus preferencias personales, un ambiente propicio que fortalezca su confianza y seguridad a lo largo del embarazo, durante la labor de parto y el nacimiento, y la certidumbre de saberse apoyada por aquellos más cercanos a ella.

Al contar con apoyo continuo apropiado la mujer embarazada puede obtener orientación y educación que le permitan aclarar mitos, conocer sus opciones y tomar sin miedo las decisiones que ella considere mejor para el nacimiento de su bebé, recuperando así su poder y autoconfianza como mujer, que a la vez cimentarán el inicio de su maternidad.

En términos de evidencia científica respecto a los beneficios de trabajar con una doula de parto, diversos estudios realizados en la última década muestran las siguientes ventajas:

  • reducción en el uso de oxitocina sintética (pitocin)

  • incremento de la probabilidad de inicio espontáneo de labor de parto

  • reducción en el uso de medicamentos para el dolor

  • reducción las probabilidades de intervenciones

  • reducción de la duración de la labor de parto

  • reducción de número de cesáreas

  • reducción del riesgo de que los recién nacidos sean ingresados a cuidados intensivos

  • reducción de riesgo de estar insatisfecha con la experiencia de parto

  • aumento del nivel de satisfacción de la madre con su experiencia del nacimiento

¿Qué incluyen mis servicios como doula de parto?

Antes de contratar mis servicios nos reuniremos en persona para realizar una entrevista en la cual puedas conocerme, hacerme todas las preguntas que tengas y así descubrir si soy la persona adecuada para satisfacer las expectativas que tú y tu familia tengan sobre los servicios que les puedo brindar.

Si elijes trabajar conmigo, te enviaré mi Carta de Compromiso, en la cual se establecen los aspectos administrativos y se formaliza la contratación de mis servicios. Acto seguido, coordinaremos la primera visita prenatal y continuaremos como se describe abajo:

Primera Visita Prenatal
(primera semana después de la contratación)

  • Historia familiar

  • Historia del embarazo

  • Expectativas del parto

  • Qué tipo de apoyo deseas/esperas recibir de tu doula

  • Puntos clave a conversar con tu obstetra o partera

  • Temas administrativos a conversar con tu obstetra/partera, la clínica y tu compañía de seguros

  • Recomendaciones generales de nutrición y ejercicio para un embarazo saludable

  • Señales de alerta durante el embarazo

 

Segunda Visita Prenatal
(entre la semana 32 y 34)

  • Qué técnicas planeas utilizar para el manejo de la labor de parto y cómo puede ayudarte tu pareja

  • Coordinando tu equipo de apoyo para el nacimiento

  • Plan de parto

  • Temores, dudas, inquietudes de la madre y/o la pareja

  • Rutina de ejercicios acorde las necesidades que tengas en ese momento y de cara al parto

 

Tercera Visita Prenatal
(entre la semana 36 y 38)

  • Ejercicios y posiciones para facilitar la labor de parto

  • Cómo identificar el inicio de la labor de parto

  • Técnicas de relajación durante la labor de parto temprana

  • Posiciones y técnicas de relajación para el manejo de las contracciones durante la fase activa

  • Práctica de posiciones para dar a luz

  • Cómo manejar imprevistos

  • Logística para el día de parto

  • Dudas / aclaraciones

  • Revisión final del plan de parto

 

Acompañamiento prenatal 24/7
(semana 38 hasta el día del nacimiento)

  • Apoyo y disponibilidad continua 24 horas al día todos los días de la semana vía telefónica, electrónica o por WhatsApp para contestar cualquier inquietud o brindar orientación a solicitud de la madre/pareja, en espera del nacimiento.

 

Día del nacimiento

  • Acompañamiento y apoyo presencial continuo durante la labor de parto y el nacimiento[1] desde el momento que la madre lo solicite, hasta que se encuentre descansando en la habitación junto a su bebé.

 

Primera visita postnatal
(día siguiente al parto)

  • Orientación sobre cuidados posparto de la madre

  • Orientación sobre cuidados básicos del recién nacido

  • Orientación sobre lactancia

 

Segunda visita postnatal a la casa
(dentro de los primeros 10 días después del parto)

  • Recuento de la experiencia del parto

  • Seguimiento y orientación cuidados posparto de la madre

  • Seguimiento y orientación cuidados básicos del recién nacido

  • Seguimiento y orientación sobre lactancia

  • Retroalimentación

 

[1] Si el parto tendrá lugar en un establecimiento de salud (clínica u hospital) se requiere la autorización del obstetra para que la doula pueda entrar a sala de parto/quirófano.