Search
  • Leiko

Lo que significa ser una doula profesional

Artículo original en inglés por Amy Gilliland. Traducción por Leiko Hidaka

Hay una fina línea entre las doulas que son profesionales – donde ésta es la fuente de su sustento y el pilar de sus vidas junto a la familia y ellas mismas – y otras mujeres que doulean de vez en cuando. No todas las doulas son profesionales ni es esa la meta para todas las doulas. Hay lugar para todo tipo de doulas y necesitamos a tod@s si queremos recuperar nuestro entendimiento del nacimiento como algo importante en la vida de las mujeres. Lo perdimos en el siglo pasado y tomar un entrenamiento de doula o doulear amig@s y familiares es una manera de recuperar eso.


Ser una profesional no menoscaba el valor espiritual que encontramos en nuestro trabajo o el hecho de que muchas de nosotras lo entendemos como una misión.Nos veríamos menoscabadas de alguna manera si no pudiéramos ser doulas. Tenemos la alegría de estar en una situación de vida que nos permite hacer un trabajo que nos apasiona, cambiar el mundo para otra familia y generar ingresos al mismo tiempo.

En mis escritos, uso con frecuencia el término “doula profesional”. Está en muchos sitios web, incluso en los nombres de organizaciones internacionales.


Pero nadie ha definido realmente cómo se aplica a nuestra profesión. Así que analicé los datos de mis 60 entrevistas de doula, filtré lo que estaba leyendo en las redes sociales y leí varios libros sobre profesionalismo. Esto es lo que he conseguido para describir la identidad interna y los comportamientos exhibidos por las doulas que se consideran profesionales. También me gustaría introducir el término “profesional emergente”, para representar a las doulas que están creciendo para cumplir con los estándares profesionales.


Entonces, ¿qué significa ser una doula profesional hoy?

Ser una profesional significa que usted ha completado la educación y la formación para obtener los conocimientos y habilidades necesarios reconocidas por las demás en su profesión. Gran parte de la educación de la doula es auto-estudio, leer libros y completar tareas, combinado con tomar talleres y emplear las habilidades prácticas correctamente. La formación puede implicar trabajar con un mentor y entrenamiento en trabajo sin ninguna supervisión. La mejora proviene de evaluar nuestras experiencias y evaluaciones de clientes, enfermeras, parteras y médicos.


Ser una profesional significa que ha adquirido conocimientos especializados. Esto va más allá de aprender un doble apretón de cadera en un taller. Significa comprender las necesidades conflictivas de la gente en la sala de partos; intuir cuándo hablar y cuándo guardar silencio; cómo hablar con un médico acerca de la paciente con antecedentes de abuso sexual; cómo hacer una sentadilla con epidural; y así sucesivamente. La competencia y confianza crecen en las áreas de apoyo interpersonal y laboral. Cualquier servicio adicional que usted ofrece a los clientes significa que usted tiene estudios adicionales, experiencia, y posiblemente mentoría o certificación para utilizarlos apropiadamente.


Ser una profesional significa que usted recibe algo a cambio de sus servicios. Para muchas de nosotras es dinero o bienes de intercambio. Sin embargo, hay doulas que reciben estipendios que prohíben recibir dinero por cualquier servicio realizado. En su lugar, pueden solicitar una donación a una organización. Si cumplen con los otros requisitos de profesionalidad, el cobro de dinero no debe ser el único criterio en base al cual se determine esta condición.


Ser una profesional significa que usted comercializa sus servicios y buscar clientes que antes eran desconocidos para usted. Usted considera su práctica de doula como una empresa.


Ser una profesional significa que usted se adhiere a los más altos estándares de conducta para su profesión. Busca empoderar a sus clientas y no hablar por ellas.. Usted provee información, pero se abstiene de dar consejos. Usted hace recomendaciones posiciones y medidas de confort que son en el mejor interés de su cliente. Su apoyo emocional es inquebrantable y dado libremente. Su objetivo es mejorar la comunicación y la conexión entre ella y sus proveedores de atención. Usted busca satisfacer los intereses de su cliente tal como los define. Varias organizaciones de doula han escrito un código de ética y/o ámbito de práctica de acuerdo con sus valores. Requieren que cualquier doula certificándose con ellos mantengan dichos códigos. Pero firmar un documento y actuar de acuerdo con esas normas son dos cosas diferentes. Incluso los valores representados por varias organizaciones son diferentes. Adherirse a los más altos estándares se demuestra con  su comportamiento .


Ser una profesional significa que usted pone a su cliente en primer lugar. Cuando te comprometes a estar allí, estás ahí. Si usted se enferma o tiene una emergencia familiar hay otro profesional que puede asumir el control sin problemas para usted. Mantiene confidencial la información y el historial de su cliente. Confidencialidad significa no publicar nada específico u oportuno en cualquier medio social. Su responsabilidad ante sus necesidades y no la suya es una prioridad.


Ser profesional significa cultivar relaciones positivas con otros profesionales perinatales siempre que sea posible. Usted respeta su punto de vista, incluso cuando difiere del suyo. Usted busca aumentar sus habilidades de comunicación y entender diferentes perspectivas culturales. Usted mantiene sus experiencias con ellos confidenciales y privadas. Aprende de los errores del pasado.


Ser un profesional significa que usted tiene una gran variedad de experiencias de parto y se siente confiada en su capacidad de manejar casi cualquier cosa que venga. Otras doulas profesionales la respetan y la refieren. Tenga en cuenta que no incluí un número específico de nacimientos. Debido a experiencias de vida y de carrera, algunas doulas llegarán a este lugar antes que otras.


Ser una profesional significa que usted busca y se compromete con una certificación como doula que promueve el máximo empoderamiento de su clienta, el uso de habilidades no clínicas, valores éticos, promueve la comunicación paciente-médico y requiere formación y educación adicional antes de ofrecer habilidades no-clínicas adicionales. La certificación significa que usted está sujeta a estándares que gente fuera de su profesión puede leer y entender. No estar certificado significa que no hay expectativas establecidas para el comportamiento de la doula. Algunas organizaciones de formación de doula tienen estándares de certificación muy débiles sin una lista específica de comportamientos apropiados, sólo actitudes generales. Una certificación con estándares de comportamiento que permitan evaluar si la doula actuó de acuerdo con esas normas es importante para promover la profesionalidad del trabajo de la doula de parto fuera de nuestras propias esferas individuales. Significa que una doula es responsable ante alguien y de su cliente individual. (En otras palabras, la certificación en el contexto de la profesionalidad no se trata de usted, sino de cómo afecta la percepción de otras personas sobre usted y nuestra profesión en su conjunto.) Dicho esto, no todas las doulas tienen esta certificación a su disposición.


Ser una profesional significa que usted busca mejorar su profesión sirviendo en organizaciones, representando su profesión en eventos sociales y ayudando a las doulas principiantes a mejorar sus servicios. Usted equilibra sus propios deseos y necesidades con las acciones que fomentan la profesión de doula (como la certificación). Sabe que cuando mejora, aumenta sus habilidades, conocimientos e integridad, lo hace mejor para todas las doulas.


Ser una profesional significa que usted tiene integridad personal. Integridad significa que sus valores, lo que usted dice, y cómo se comporta son coherentes entre sí. Sullivan ha escrito:

“La integridad nunca es un hecho, pero siempre una búsqueda que debe ser renovada y remodelada con el tiempo. Requiere una considerable autoconsciencia individual y autocomando … La integridad de la vocación exige la combinación equilibrada de la autonomía individual con la integración a sus propósitos compartidos. Los talentos individuales deben combinarse con los mejores estándares comunes de desempeño, mientras que el individuo debe ejercer un juicio personal en cuanto a la correcta aplicación de estos estándares comunales de una manera responsable “. 220]
“La integridad sólo puede lograrse en condiciones de imperativos competitivos. A menos que esté dividido entre sus deberes de abogado como un defensor celoso de su cliente y sus responsabilidades comunales como oficial de la corte, no puede lograr la integridad. A menos que se enfrenten a las tensiones inherentes a la práctica de cualquier profesión, las condiciones para la integridad no están presentes: “La integridad no es un hecho …”.

Sullivan, William M. (2ª ed., 2005). Trabajo e integridad: La crisis y la promesa del profesionalismo en América .Jossey Bass.


En un contexto de doula, esto significa que cuando estás en la sala de partos tratando de averiguar qué es lo correcto y luchando con esta desición, estás teniendo una crisis de integridad . “¿Le digo algo al médico o mantengo la boca cerrada?” “¿Han dicho los padres algo por si mismos?” “¿Debo dejar que esto suceda y ayudarles después?” ¿Qué valor tiene prioridad: empoderamiento del cliente o permitir que ocurra una intervención que pueda afectar el curso de la labor? ¿Cómo cambiará cada acción potencial mi relación con el médico? Situaciones como éstas son verdaderas pruebas de integridad que nos obligan a clasificar nuestros valores de lo que es más importante.

—–

Amy L. Gilliland, Ph.D. es norteamericana, entrenadora de doulas, investigadora, educadora sexual y experta en salud mental infantil en Madison, Wisconsin, USA. Es considerada líder y visionaria de la profesión de la doula y publica en sus blogs sobre temas de interés críticos para doulas y su investigación original sobre el trabajo de las doulas. Es conferencista y viaja en todo Estados Unidos impartiendo talleres. Su página web principal es www.amygilliland.com y su página de talleres de entrenamiento  es www.doulaworkshop.com.


La autora está interesada en saber su opinión respecto al artículo ¿Cómo encaja esto con su definición de profesionalidad para las doulas? ¿Con qué partes está de acuerdo? Si no está de acuerdo, considere por qué – ¿es la redacción o el espíritu de lo que está escrito? puede contactarla a través de su página http://doulaingthedoula.com/


0 views

©2019 by Leiko Hidaka with Wix.com